sábado, 31 de marzo de 2012

Los Derviches


«Derviche» proviene de la palabra persa darvish. Este término era habitual para denominar a los mendicantes ascéticos. Esta palabra también es usada para referirse a un temperamento imperturbable o ascético, es decir para una actitud que es indiferente a los bienes materiales. El término «Derviche» significa "el que se encuentra en el umbral" o simplemente "buscador de la verdad". Los derviches son místicos que establecieron reglas y jerarquías de fraternidad. Practican la mediación recordando el dhirk (recuerdo de Dios), que consise en una palabra o serie de palabras que se repiten acompañándolas de movimientos de la cabeza o el cuerpo. Un «Derviche» es, en el sentido más habitual de la palabra, un miembro de una Tariqa, es decir, una cofradía religiosa musulmana de carácter ascético o místico (Sufí). También designa, en Irán y Turquía particularmente, a un religioso mendicante, que en árabe se llama Faqir. En Marruecos y Argelia se usa más comúnmente la palabra ijwān («hermanos») para designar a los miembros de una cofradía.

La primera Tariqa de la que se tiene constancia es la llamada Qadiriyya, que fue creada en 1.166 y fue fundada por 'Abd al-Qádir al-Yilani. Muchos derviches son los ascetas mendicantes que han tomado el voto de pobreza, a diferencia de los Mullahs (denominación que en algunas comunidades musulmanas recibe la persona versada en el Corán, los hadices y la jurisprudencia islámica o fiqh). La razón por la que piden dinero es para aprender la humildad, pero tienen prohibido pedir para su propio bien, por lo que están obligados a dar este dinero a otra gente pobre.

Hay también varios grupos de derviches, como los Sufíes que pertenecen a los ascetas y místicos musulmanes que tienen su origen en algunos santos musulmanes y profesores como Ali Ibn Abi Talib y Abu Bakr as-Siddiq. Varias órdenes han aparecido y desaparecido durante los siglos, y cada una tiene su fundador, sus trajes característicos y su ritual, que puede ser la repetición de frases sagradas, la búsqueda de un estado de hipnotismo o danzas giratorias que proverbialmente están asociadas con la orden de Mevleví en Turquía y que son utilizadas para alcanzar el éxtasis religioso (majdhb, fana), aunque actualmente se ha hecho una atracción turística en el país. El nombre «Mevleví» proviene de "Mevlana", tratamiento que se le daba al poeta persa Rumi que era un Maestro (sheyj) de derviches. Otros grupos incluyen los Bektashi, conectados a los Jenízaros y a los Senussi, quienes son más bien ortodoxos en sus creencias.

Los derviches que pertenecen a la confraternidad mawlawiyya, fundada por Jala al-din Rumi, practican la Danza de los Giróvagos, la "Sema" purificadora para alcanzar la "Baraka" (energía espiritual). Este rito, de siete siglos de antigüedad, consiste en una danza al compás de la flauta de caña (ney) y un pequeño tambor (kudhum). La "Sema" establece un canal cósmico de unidad entre el cielo y la tierra, en beneficio de todos los seres vivos.

viernes, 30 de marzo de 2012

Rasputín: El Monje Loco


Monje, aventurero y cortesano ruso, mejor conocido como «El Monje Loco»; Grígori Efímovich o Yefímovich Novikh Rasputín, nació en Pokróvskoie, Rusia, en 1.872. De origen campesino y sin ninguna formación, Rasputín adquiririó pronto gran popularidad por su vida licenciosa y su fama de taumaturgo. A los diecinueve años se casó con Proskovia Fiódorovna, con quien tuvo cuatro hijos, aunque tras un corto período de tiempo abandonó a su familia para viajar por Grecia y Jerusalén. Durante esta peregrinación Rasputín vivió de las donaciones de los campesinos que encontraba a su paso; se le consideraba un místico y se le atribuía el poder de curar enfermedades y predecir el futuro.

A su llegada a San Petersburgo, en 1.903, Rasputín fue recibido como un hombre santo y en 1.908 fue presentado a la esposa del Zar, Alejandra Fiódorovna, quien ya había oído hablar de sus supuestos poderes curativos. La Zarina pensó que podría curar a su hijo Alexis Nikolaiévich, el heredero del trono ruso, que padecía hemofilia. Se especula con la posibilidad de que consiguiera aliviar su dolencia mediante hipnosis; en cualquier caso, la mejoría del heredero le granjeó la confianza de la Zarina y también la del Zar Nicolás II, fuertemente influido por su esposa.

A principios de la Primera Guerra Mundial, Rusia atravesaba un momento crítico. El zar Nicolás II asumió el mando del ejército y Rasputín legó a tener tanto poder dentro del palacio de los zares que prácticamente no había decisión que no pasase por su juicio. Su profunda influencia en la corte imperial escandalizaba a la opinión pública; además, su comportamiento le daba mala reputación y sus orgías eran bien conocidas por el pueblo, que lo designaba con el sobrenombre de El Monje Loco.

En 1.916 Rasputín impuso a su candidato, Stürmer, como presidente del Consejo. Este hecho no fue bien visto por varias personas allegadas al Zar, aunque Nicolás II no le retiró su confianza. Al fin, el terceto formado por el príncipe Yusupov, el gran duque Dimitri y el diputado de derechas Purishkiévich consumó su asesinato, decidido en una conspiración palaciega.

En el sótano del palacio de Yusupov se dispuso la mismísima tentación para un hombre de las características de Rasputín. Así pues, imaginemos la escena anteúltima: el príncipe Yusupov y Rasputín sentados en aquel sótano lleno de manjares, con una decoración cuidada y con un hogar de leños crepitantes. Los amigos del príncipe habían dispuesto todo al detalle y esperaban en el piso de arriba el desenlace ansiado. Rasputín había sido engañado, no se imaginaría nunca que aquella sería su noche final. Tanto la bebida como los bocadillos tenían la cantidad de cianuro necesaria como para matar a un batallón. Raputín y Yusupov hablaron animadamente durante bastante tiempo. Rasputín comentando sus triunfos respecto a todos los intentos de asesinato que había sufrido; el príncipe, tratando de equilibrar sus nervios, pues él estaba justo en eso de atentar contra la vida de su interlocutor en aquel momento, y parecía que aquel hombre sospechaba sus intenciones.

El tiempo corría y el hombre de confianza de los zares no probaba bocado de los tentadores dulces espolvoreados con veneno, ni bebía nada de todo lo que Yusupov le ofrecía. Cuando los nervios de Yusupov estaban por quebrarse, Rasputín aceptó una copa de vino de Crimea y comenzó a devorar los dulces mientras dialogaba en un ambiente más relajado. Yusupov, no podía creer lo que estaba viendo, el hombre aquel había ingerido la cantidad de veneno suficiente como para voltear a un regimiento. Más tarde el invitado pidió beber Madera y se rehusó a que le cambien el vaso. El príncipe quiso persuadirlo que no era de buen bebedor mezclar bebidas, sin embargo Rasputín negó el cambio. De nada le sirvió, el Madera también estaba envenenado. Todo estaba pensado para que la presa no escapara del destino que Yusupov y sus hombres le habían trazado, según sus convicciones, por el bien del imperio.

Debilitado por el veneno, Rasputín ya parecía reconocer lo que estaba pasando. Yusupov tomó un arma y pidiendo al cielo fuerzas para terminar con la ejecución le disparó al corazón. Aquel terror humano caía sobre la alfombra de oso dispuesta junto al hogar. Al oír el estampido, los hombres de arriba, Purichkevich, el doctor Sukhotin y el gran conde Demetri Pavlovich, corrieron escaleras abajo. En el caos de la marcha chocaron con el príncipe que no salía de su desesperación y torpemente dejaron sin luz el sótano. Una vez restablecido el orden vieron al hombre y lo examinaron para corroborar su muerte. La bala le había atravesado el corazón. Ahora restaba la segunda fase del plan: deshacerse del cuerpo.

Subieron para ultimar los detalles del traslado hasta la isla Petrovski. Sin embargo había temor; no podían creer que habían cumplido con su objetivo y bajaron a ver si todo estaba bien. Yusupov se acercó al cuerpo y lo sacudió para verificar su estado. En ese instante Rasputín se puso de pie: roja de sangre su blusa de seda, espuma en la boca y los ojos desorbitados de odio. El príncipe casi muere de terror. El cuerpo atiborrado de cianuro tenía una fuerza irracional y estaba trenzado en fiera lucha con su verdugo. Yusupov logró escapar y llamar a Purichkevich para informarlo de que la bestia se resistía a morir. Mientras tanto, Rasputín, alcanzó una puerta secreta y logró salir a un patio interno. "Esa puerta debía estar cerrada", pero no fue así. Los perseguidores encontraron al "teóricamente" muerto en el patio y le dispararon hasta que cayó sobre un montículo de nieve. 

Eran cerca de las cinco de la madrugada de aquel 29 de diciembre de 1.916 y Rasputín, ahora sí, había muerto. Aquellos hombres convencidos de que en aquel acto habían salvado a Rusia no podrían olvidar jamás lo sucedido entonces. Jamás podríamos saber la suerte de Rasputín de haber vivido apenas diez meses más para presenciar la revolución de octubre de 1.917 que signaría el destino de aquélla región del planeta. Sí sabemos la suerte de Yusupov que debió huir de Rusia con su esposa Irina cuando estalló la revolución bolchevique. El príncipe se estableció en París, escribió algunos libros y realizó algunas inversiones que le permitieron vivir holgadamente. Con el fantasma de aquella noche dando vueltas para siempre en su memoria, Félix Yusupov murió en Francia en 1.967. Tenía ochenta años y, aquel joven de 29 años que había dado muerte a uno de los más celebres y temidos personajes de la Rusia zarista, todavía recordaba cada detalle de lo que había ocurrido aquella noche de diciembre.

jueves, 29 de marzo de 2012

Lenguas Artificiales


Alfabeto Masónico
No todas las lenguas son un producto cultural, obra de generaciones de hablantes que han  intercambiado productos y se han servido de ellas en sus relaciones personales. Algunas han nacido para enmascarar la comunicación, es decir, para hacerla impermeable a las personas ajenas al grupo. No son lenguas marginales, lenguas de ghetto urbano -como el argot parisino-, o rural -como el patois de las Landas-; ni basilectos arrinconados en la depresión sociocultural; tampoco son lenguas cuya rareza y dificultad las convierte en magníficos sistemas de codificación en tiempos de guerra -el caso de las lenguas indio-americanas que usó el ejército norteamericano durante la Segunda Guerra Mundial para sus comunicaciones por radio-; ni son lenguas que surgen del contacto con otras que conviven en el mismo territorio -como ha ocurrido con el hibernoinglés en Irlanda-, sin un objetivo específico. Se trata más bien de lenguas artificiales, de escasa cobertura funcional, creadas para proteger la actividad de la comunidad del oído ajeno y que con el tiempo se convierten en lenguas de una etnia o de un grupo cerrado, o bien se extinguen por falta de usuarios. El Shelta, el idioma tradicional de los «nómadas irlandeses», nació del inglés y del gaélico, fue esparcida por Estados Unidos, Canadá, Irlanda, Inglaterra, Australia y Sudáfrica, y actualmente es hablada por más de 30.000 personas itinerantes -hojalateros, gitanos-. Lo más interesante de esta lengua es su estructura combinada -sintaxis inglesa y léxico gaélico modificado por inversiones de letras (por ejemplo, kam es una metátesis del gaélico mac, hijo; gop equivale a póg, beso) o cambios vocálicos (graig por gruaig, pelo)- que denuncian una fabricación culta, acaso de la nobleza irlandesa. 

A principios del siglo XX, el autodenominado «coronel Simmons» utilizó un método similar para adaptar el inglés a las peligrosas actividades del Ku-Klux-Klan. Una manera de desfigurar la lengua fue sustituír la letra "c" por "k" para representar la consonante oclusiva velar sorda. Los diálogos recogían expresiones formulaicas compuestas con las letras iniciales de cada palabra. Así, para averiguar si una persona pertenecía a la asociación, se le preguntaba: "Ayak?" (Are You a Klansman?). La respuesta afirmativa podía ser "Akia" (A Klansman I am). La conversación seguía tal vez con una petición de contraseña o prueba documental -"Kapove"- y datos como el número de logia y reino territorio (jerárquico) - "Cygnar" (Can you give me your number and reign?) -, la correspondiente respuesta -One, Atga (Klan número uno, de Atlanta, Georgia), el saludo "Kigy" (Klansman, I Greet You) o una señal de alarma -"Sanbog" (Cuidado, se acercan extraños). Semejante intercambio verbal no podía alargarse demasiado, dada la dificultad en desarrollar un léxico suficientemente amplio para mantener sus ridículas klonversaciones. La cuota de iniciación se expresaba con la voz klectoken; la logia local se llamaba klavern, el cuerpo legislativo Klonvocation, y la comisión judicial Kloncilium.

La masonería operativa medieval recurrió al empleo de signos secretos como marca de artesano. Numerosos edificios religiosos, civiles y militares conservan en sus muros las señas de identidad de sus constructores. La masonería especulativa heredó esta tradición y todavía sigue empleando signos y expresiones crípticas en los trabajos de logia: aplomar significa "visitar a un candidato a la iniciación"; irradiar quiere decir "expulsar de la obediencia"; subida de salario equivale a "ascenso a un grado superior"; está lloviendo es una señal para advertir a un hermano de la presencia de profanos (no masones); para averiguar el nombre de la logia de un presunto masón se le pregunta: "Quién es tu abuela?", o "Quién es tu madre?". Los masones que visitan otras logias deben mostrar su pasaporte  antes de ser examinados (interrogados para comprobar su pertenencia a la fraternidad). Los masones ingleses en viajes de negocio pueden preguntar a un interlocutor desconocido: "Are you on the square?" -en alusión al suelo «arlequinado» de la logia-, para averiguar si tiene delante a un hermano que le facilite un contacto o le ayude en su trabajo. Cada uno de los 33 grados que componen el Rito Escocés posee su propio inventario de expresiones secretas y palabras sagradas, como sucede en las divisiones masónicas de Marca y Arco Real. La Francmasonería gira en torno a una trágica leyenda: El Templo de Salomón fue levantado por obreros tirios bajo la supervisión de un maestro constructor fenicio llamado Hiram Abiff, con gran experiencia en levantar templos a Astarté -diosa que los cristianos transformarían en "Reina de los Cielos" o "Estrella de los Mares"-. 

La Biblia da pocos detalles del alzamiento del Gran Templo, así que debemos aceptar la versión que nos ha llegado a partir del siglo XIX -con ligeras modificaciones- a través de la pluma del incansable viajero Gérard de Nerval, sobre los terribles sucesos que acompañaron al alzamiento de las dos columnas de bronce. Dado el ingente número de obreros que necesitaba, Hiram impuso la obligación de pasar la palabra secreta, el signo y el toque de mano de cada grado -aprendiz, compañero y maestro-, para cobrar el salario sin riesgo de que accediesen a él los intrusos. Tres villanos, sin embargo, torturaron a Hiram para obligarle a confesar el pase de maestro. Muerto éste sin haber revelado el secreto, ocultaron su cuerpo en la ladera de una montaña, cubriendo la tumba con una rama de acacia. Años después, los oficiales de Hiram, que seguían buscando a su maestro, se acercaron a aquel lugar; uno de ellos, al ascender por la ladera, tratando de asirse, tiró de la acacia y dejó el cuerpo de Hiram al descubierto. El temor a que hubiera revelado la palabra secreta del Maestro les indujo a cambiarla por la primera que se emitió durante la exhumación del cadáver. "Macbenac!", exclamó uno de ellos al tirar de la mano de Hiram y notar que se desprendía la carne del hueso. Desde entonces, Macbenac, que significa "putrefacción", o "desprendimiento de la carne", aunque en realidad se desconoce cuál pueda ser la etimología del vocablo -acaso se trate de una simple acuñación- es la palabra del Maestro, que nadie debe revelar, y la rama de acacia uno de los símbolos más hermosos de la tradición masónica.

- Fuente: Lenguas Secretas, por Emilio García Gómez

miércoles, 28 de marzo de 2012

Transgénicos: Del laboratorio a la mesa


Los Alimentos Transgénicos son aquellos que incluyen en su composición algún ingrediente procedente de un organismo al que se le ha incorporado, mediante manipulación genética, un gen de otra especie. Gracias a la Biotecnología se puede transferir un gen de un organismo a otro para dotarle de alguna cualidad especial de la que carece en la naturaleza. De este modo, las plantas transgénicas pueden resistir plagas, sequías, o algunos herbicidas.

Para Juan Felipe Carrasco, Ingeniero Agrónomo y responsable de la "Campaña Contra los Transgénicos" de Greenpeace en España, la «agricultura industrial», que actualmente se nos vende como aquella que produce alimentos para toda la Humanidad, desgraciadamente, está produciendo también daños irreversibles. Según Carrasco "no es cierto que la ciencia esté a favor de los transgénicos", apuntando además que "los que estamos en contra de los transgénicos no estamos en contra de la ciencia del futuro, estamos en contra de la liberación de transgénicos en el medio ambiente". Greenpeace considera que los transgénicos incrementan el uso de tóxicos en la agricultura y la pérdida de biodiversidad, y además los riesgos sanitarios no han sido suficientemente evaluados. Por otra parte, Francisco García Olmedo, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Politécnica de Madrid, piensa todo lo contrario. En su opinión "los transgénicos son la mayor innovación en producción de alimentos que se ha hecho en los últimos 25 años y no ha habido un solo incidente adverso ni para la salud humana ni para el medio ambiente".

No obstante, hay suficientes peligros reales como para afirmar que estos alimentos no son seguros. Junto a los riesgos sanitarios, la amenaza para el medio ambiente es, incluso, más preocupante. La extensión de cultivos transgénicos pone en peligro la biodiversidad del planeta, potencia la erosión y la contaminación genética, además del uso de herbicidas (un importante foco de contaminación de las aguas y de los suelos de cultivo). Otra de las preocupaciones fundadas es el posible escape de los genes transferidos hacía poblaciones de plantas silvestres, relacionadas con los cultivos transgénicos, mediante el flujo de polen. La introducción de plantas transgénicas resistentes a plaguicidas y herbicidas en los campos de cultivo conlleva un elevado riesgo de que estos genes de resistencia pasen, por Polinización Cruzada a malas hierbas silvestres emparentadas, creándose así las denominadas «super malas hierbas», capaces de causar graves daños en plantas y ecosistemas naturales.

Adicionalmente, las plantas transgénicas con características nuevas pueden desplazar a especies autóctonas de sus nichos ecológicos. La liberación de organismos modificados genéticamente al medio ambiente tiene consecuencias a menudo imprevisibles, pues una vez liberados - el animal o la planta - se reproducen y se dispersan por su hábitat, imposibilitando cualquier control.

martes, 27 de marzo de 2012

Simbolismo Esotérico del Ajedrez


Según la tradición, el Ajedrez es un juego de origen hindú. No obstante, la tradición Hermética, lo ubica a través de Platón y Sócrates, como de origen egipcio, inventado por Thot, el dios de la sabiduría, la escritura, la música, los conjuros, los hechizos mágicos y símbolo de la Luna en la mitología egipcia. Es una cosmogonía donde dos jugadores se enfrentan con ejércitos que son mas interiores que exteriores, pues su conformación es de castas, según el oficio de cada cual y representan algún aspecto humano que usamos para bien o para mal.

Comenzando por el tablero, que es un cuadrado, podría decirse que representa lo humano, lo manifestado, lo terrenal; y no por casualidad, pues cada lado representa uno de los elementos; sin olvidar que para las tradiciones, el cuadrado tiene connotaciones mágicas. El terreno de juego o tablero tiene ocho columnas de base o por lado, formando así 64 casillas que corresponden al cuadrado mágico de Mercurio-Hermes, por tanto de intermediación entre dioses y hombres. No extraña que 64 sea concordante con las tradiciones chinas a través de los hexagramas que también son 64 y configuran el texto del I Ching o de las transmutaciones y son 8 los trigramas iniciales. También es posible observar la ciclisidad dado que 64 es submúltiplo de 25.920 que es el periodo de precesión de la tierra y que además es considerado por los hindúes como el ciclo completo del aliento de Brahma (inspiración y exhalación divina) o Manvantara y más modernamente un ciclo equinoccial completo según han podido calcular los astrónomos.

El carácter cíclico del tablero, también se observa al notar que 64 es 6+4=10, que se asocia con la vuelta al origen y con la carta número 10 del Tarot que es la Rueda de la Fortuna, equivalente a la Rueda del Sansara para los budistas. Este arcano anuncia un nuevo ciclo. En él se observan dos animales, uno que asciende y otro que desciende, tal como los ejércitos en conflicto del Ajedrez. En la parte superior de la rueda hay otro ser, que está por encima y que representa al iniciado, que trasciende el ciclo y se convierte en un observador de los acontecimientos (tal como sucede con la postura de los propios jugadores en sí). 64 casillas, 32 blancas y 32 negras y además 32 figuras en conflicto; la relación con la Cábala judía se hace evidente. En el Sefer Yetsira se señala: "Con 32 senderos míticos de sabiduría grabó Dios, el Señor de los ejércitos, el Dios de Israel". Las 32 veces que aparece el nombre de Dios en el primer capítulo de la Torah, las 22 letras del alefato y las 10 sefirot que configuran toda la sabiduría. Caminos estos que debe recorrer y abrir cada individuo en su peregrinar hacia la libertad.

En el Ajedrez aprendemos que luz y tinieblas, día y noche, bien y mal se oponen, pero se complementan, porque uno no existe sin el otro. René Güenon señala como el blanco simboliza lo manifestado y el negro lo no manifestado. El blanco, que realmente es incoloro, es la fuente original de toda la gama cromática, dado que los colores no son más que una refracción de ese haz de luz blanca, mientras que la total ausencia de luz, viene a ser el negro; así, el blanco se refiere a la tierra, lo manifestado y el negro al cielo o lo no manifestado.

En el ajedrez las piezas se distribuyen en castas, en concordancia con la jerarquización tradicional de los pueblos, quedando la quinta raza como el jugador mismo. El Rey representa el estado sacerdotal o brahmánico, el corazón de cada ejército, al que hay que proteger, la esencia del juego, sin él no habría sentido en la batalla. En su cabeza lleva una corona, que reproduce con la forma circular, el cielo al que simboliza,  y que confirma la autoridad para gobernar en orden, sobre todo lo demás. La raíz simbólica de corona es "k-r-n", proviene de Cronos, cráneo, cuernos, y de la palabra griega Karn, que es la cúspide de la montaña sagrada Hiperbórea. Keter, la unidad, la sefirah más elevada del árbol de la vida es la corona que porta el Adán Kadmon, o el hombre primordial, de la tradición judía.

El rey está ubicado inicialmente en la línea central del tablero, en un cuadro opuesto a su propio color, conjugando así los opuestos y con movilidad de una casilla en todo su alrededor, lo que deja vislumbrar un movimiento circular sobre sí mismo, así el Rey se configura en el centro sobre el que gira el compas, símbolo de la inteligencia divina. Observemos aquí que este movimiento del Rey lo ubica en el centro de un cuadrado de 3x3 o cuadrado de Saturno, de movimiento lento pero inteligente. Este cuadrado de 3x3 genera uno de 9 casillas y 9 es el numero de la carta del Ermitaño, entre los arcanos del Tarot, que representa un sabio anciano, un maestro interior, que también se asocia a Cronos, el tiempo que devora a sus hijos; así es como son cualidades del Rey, la paciencia, la experiencia, la soledad, la sabiduría (¿Quién puede negarlo?).

La Dama o elemento femenino del Ajedrez, llamada también Reina, es el propio Rey desdoblado en mujer, La energía concentrada del Rey, la Reina la transforma, aglutinando toda la fuerza expansiva de la creación, como una fuente de agua pura, desbordante e imperecedera, como Júpiter, progenitor de todos los dioses, amante de la vida y misericordioso señor del mundo. Por ello los movimientos de la Dama son hacia cualquiera de las 8 direcciones que le rodean, su único límite es la existencia misma, marcada por el tablero.

El juego consiste entonces en la creación, sostén y disolución del universo. El Rey simboliza el poder espiritual y la Dama o Reina, en cambio, el poder temporal. La función del poder temporal siempre será la protección del poder espiritual. Por ello vemos que la corona del Rey tradicionalmente se representa con una cruz en la parte superior, señalando el poder espiritual, en cambio la Dama, aunque coronada también, carece del símbolo, señalando el poder temporal, asociado al Rey guerrero.

En la misma fila donde se colocan el Rey y la Reina, existen tres parejas de figuras que poseen un interesante simbolismo, ocupando cada miembro de la pareja un cuadro de color distinto, uno blanco y otro negro y rodeando a la pareja real. La primera pareja que se coloca a los lados de la pareja real la forman los Alfiles, que en algunos lugares se identifican como Delfines, que quiere decir Príncipes, motivo por el que se ubica como la más cercana a la pareja real. Otra representación de los Alfiles es la de elefantes que portan torres en sus lomos con un arquero sobre estas. La palabra Alfil, parece derivar de "Hasti" del sanscrito, a "Pil" en persa y a "Fil" del árabe, que significa elefante, a lo que si le anteponemos el articulo "al" del árabe, obtenemos la palabra "Alfil" o del elefante.

Por otro lado, los amonios denominaban a un oráculo "Alpha" o "Alphi" (la voz de Dios). En Egipto los principales oráculos eran los toros sagrados o "Apis" y "Mnevis", por lo que era común denominar "Alpha" o "Alphi" a los toros sagrados de Memphis y Heliopolis. Plutarco, comentando la letra "Alpha" explica que los fenicios llamaban al buey "Alpha", así tenemos que su significado era por igual el de un oráculo o el de un animal oracular. Así, el "Aleph" de los judíos representa la cabeza de un buey, y es la primera letra del Alefato, muy similar a la "Alif" del alfabeto islámico. Estas acepciones, "Alpha" o "Alph", aplicadas a los toros Apis y Mnevis, palabras originalmente egipcias, las tomaron los fenicios para adaptarlas principalmente a los bueyes "Alpha" y después a los elefantes "Elaph", verdadera raíz de nuestro actual Alfil. Mas modernamente, ya en Europa, la figura del Alfil, se asemeja a la del obispo, que con su báculo representan la unión del cielo y la tierra, así entonces se relaciona con Marte que limita la energía expansiva de Júpiter (la Reina). Por tanto, aunque se mueven en todo el tablero, como lo hace la Reina, solo lo hacen diagonalmente, en representación de ello.

En muchas tradiciones al caballo se le relaciona con el mar, es así como Poseidón es también, el dios de los caballos. El paso de las aguas en la simbología de los caballos es crucial. En los ritos iniciáticos griegos e hindúes, el sacrificio del caballo es común y los iniciados comúnmente se cubrían con piel de caballo. Así vem En el Ajedrez el Caballo se mueve en «L», saltando, como similitud alegórica al fuego, revelador de la fuerza del espíritu. Termina siempre en un cuadro del color opuesto al del cuadro de partida y en una columna diferente, lo que nos inspira la idea del paso a otra realidad diferente. En el tablero hay dos Caballos ubicados inicialmente en colores diferentes de la cuadricula, tal como lo intuimos de la carta del Tarot del carro, donde hay dos caballos que parecieran dirigirse a diferentes destinos, pero están guiados por el cochero como uniendo a los opuestos para superar los obstáculos, dando así la idea del proceso iniciático. Platón en el Fedro, inspirado por Homero y Orfeo, plantea el alma como un carro gobernado por un cochero (la inteligencia) y halado por dos caballos, uno representando la fuerza y el fuego y el otro la pasión de los sentidos o el apetito.

El espacio donde se desarrolla el juego, está enmarcado por las Torres, ubicadas en las esquinas del tablero encerrando el conjunto del resto de las piezas, en clara referencia a la manifestación; lo tangible que contiene la esencia de la vida y que enmarca el trabajo interior hecho por el resto de las piezas. Tanto es así que la excepcional jugada del enroque denota la protección que la Torre brinda y a su vez, simbólicamente saca al Rey de las acciones del juego. Las Torres simbolizan las columnas, el eje, el elemento vertical por excelencia, como los obeliscos que simbolizaban el eje del mundo. Cada ejército posee dos Torres, una sobre un cuadro blanco y otra sobre un cuadro negro, que señalan el carácter dual, presente en lo manifestado, tal como en el templo masónico las columnas J:. y B:., en reminiscencia de las dos columnas del templo del Rey Salomón o las del árbol de la vida representando el Rigor y la Gracia constitutivas de la creación. Son puertas de paso, pilares de sabiduría. No extraña entonces que el Rey las consideres sus protectoras por excelencia. En el ataque, su movimiento es recto, frontal, directo, es una pieza letal; de hecho junto a la Dama son las únicas que pueden plantear un Jaque mate en solitario, sin necesidad de ayuda ni apoyo de otras piezas.

El Peón, finalmente, tiene la misma acepción del obrero o del masón, que en los trabajos verdaderos ha de desbastar la piedra bruta a fin de despojarla de asperezas, acercándola a una forma en consonancia con su destino. Es un trabajo lleno de contratiempos, donde múltiples dificultades jalonan al iniciado en su peregrinar hacia el conocimiento y la libertad, que alcanza al ubicarse en la línea opuesta y final del tablero, donde se corona y transforma adquiriendo otras funciones en el juego. Al comienzo del juego contempla heroicamente las posiciones del ejército contrario, con valor y resignación ve un poderoso ejército que se antoja indestructible. Hay en el tablero, ocho Peones en cada ejército representativos de cada uno de los ocho oficios tradicionales que le confieren un equipaje que llevara en su lento viaje sin retorno, sin posibilidad de dar vuelta atrás, camino hacia la batalla, hacia la libertad. El camino del Peón está lleno de sacrificios, de verdaderos actos sacros, por los cuales muchos de ellos perecerán, en virtud de un fin común, de una empresa superior, que en mucho, él mismo no comprende, pero está realmente al orden con el espíritu.

El creador está presente en toda la creación, pero sin constituir ninguna de sus partes; así, tablero, piezas y jugador conforman el cosmos. De hecho, la razón de ser de cada uno de los elementos del ajedrez es recordar y representar el cosmos. En el Ajedrez y su disposición, se representa una serie de elementos opuestos y complementarios, que liberan batallas; una guerra, con todo su simbolismo representado en la cosmogonía del juego, es una forma de manifestación del camino hacia el conocimiento, es el viaje hacia la identidad del ser, el verdadero conocimiento de Si mismo. En la batalla, como en el peregrinaje, deben acontecer grandes sacrificios, como en verdad ocurre en el juego, para vencer lo que ciertamente no es y así recuperar, reconocer nuestra verdadera identidad, derrotando al «Hombre Viejo», para dar espacio al nacimiento del «Hombre Nuevo».

lunes, 26 de marzo de 2012

Las Cruzadas: Yihad de la Iglesia Católica


Soldado Cruzado
Se conoce como «Cruzadas» a las expediciones que, bajo el patrocinio de la Iglesia Católica emprendieron los cristianos contra el Islam con el propósito de rescatar el Santo Sepulcro y para defender luego el reino cristiano de Jerusalén. La palabra "Cruzada" fue la "guerra a los infieles o herejes, hecha con asentimiento y/o en defensa de la Iglesia Católica". Aunque durante la Edad Media las guerras de esta naturaleza eran frecuentes y numerosas, sólo han conservado la denominación de "Cruzada" las que se emprendieron desde 1.095 hasta 1.270, y que en total fueron ocho: cuatro a Palestina, dos a Egipto, una a Constantinopla y una a África del Norte. Las causas de las Cruzadas deben buscarse, no sólo en el fervor religioso de la época, sino también en la hostilidad creciente del Islamismo, en el deseo de los pontífices de extender la supremacía de la Iglesia Católica sobre los dominios del Imperio Bizantino, en las vejaciones que sufrían los peregrinos que iban a Tierra Santa para visitar los Santos Lugares y en el espíritu aventurero de la sociedad feudal. Cuando los turcos selúcidas (selyúcidas) se establecieron en Asia Menor en 1.055 destruyendo el Imperio Árabe de Bagdad, el acceso al Santo Sepulcro se hizo totalmente imposible para los peregrinos cristianos. Un gran clamor se levantó por toda Europa, y tanto los grandes señores como los siervos acudieron al llamamiento del papa Urbano II. Los caballeros aspiraban a combatir para salvar su alma y ganar algún principado, los menestrales soñaban hacer fortuna en el Oriente, país de las riquezas, los siervos deseaban adquirir tierras y libertad. 

En el Concilio de Clermont, ciudad situada en el centro de Francia, el papa Urbano II predicó la Primera Cruzada, prometiendo el perdón de los pecados y la eterna bienaventuranza a todos cuantos participasen en la campaña. "Vosotros, los que habéis cometido fratricidio -decía el Santo Padre-, vosotros, los que habéis tomado las armas contra vuestros propios padres, vosotros, los que habéis matado por paga y habéis robado la propiedad ajena, vosotros, los que habéis arruinado viudas y huérfanos, buscad ahora la salvación en Jerusalén. Si es que queréis a vuestras propias almas, libraos de la culpa de vuestros pecados, que así lo quiere Dios..." "¡Dios lo quiere! ¡Dios lo quiere!" -gritaron a una voz millares de hombres de todas las clases sociales, reuniéndose en torno del Papa, para recibir cruces de paño rojo que luego fijaban en su hombro izquierdo como señal de que tomaban parte en la campaña. 

Pedro el Ermitaño recorrió los burgos y campos de Italia y Francia predicando la Cruzada a los humildes. Era un hombre de pequeña talla, de faz enjuta, larga barba y ojos negros llenos de pasión; su sencilla túnica de lana y las sandalias le daban un aspecto de auténtico asceta. Las multitudes le veneraban como si fuera un santo y se consideraban felices si podían besar o tocar sus vestidos. Reunió una abigarrada muchedumbre de 100.000 personas, entre hombres, mujeres y niños. La mayoría carecía de armas, otros se habían llevado las herramientas, enseres de la casa y ganado, como si se tratara de un corto viaje. Atravesaron Alemania, Hungría y los Balcanes, creyendo siempre que la ciudad próxima sería ya Jerusalén. Llegaron a Constantinopla, donde el emperador griego Alejo les facilitó buques para el paso del Bósforo. En Nicea fueron destrozados por los turcos seljúcidas. Pedro el Ermitaño y un reducido número de supervivientes regresaron a Constantinopla, donde esperaron la llegada de los caballeros cruzados.

A estas masas indisciplinadas sucedió después la marcha de los ejércitos. Calculan los historiadores que se movilizaron 100.000 caballeros y 600.000 infantes. Emprendieron la marcha formando cuatro grupos o ejércitos, constituidos por los nobles de Europa entera, acompañados de sus vasallos. Entre ellos descollaban el normando Bohemundo y su primo Tancredo, el guerrero más brillante de aquella expedición; el conde Raimundo de Tolosa, los condes de Flandes, Blois y Valois; el duque de Normandía y Godofredo de Bouillón, a quien acompañaban sus hermanos Eustaquio de Bolonia y el intrépido conde Balduino. Al frente iba el legado del Papa, Ademar de Monteril, obispo de Puy, que ostentaba la dirección espiritual de la Cruzada.

Los cruzados se dieron cita frente a los muros de Constantinopla. Alejo I era en aquella época el emperador de Bizancio y temeroso de aquellas bandas de "bárbaros" los transportó a la ribera asiática, comprometiéndose a facilitarles provisiones a cambio del juramento de fidelidad, es decir, que les investiría de las tierras que ganasen a los turcos. Éstos se hallaban muy divididos, por lo que Nicea pronto sucumbió a los ataques de los cristianos. Seguidamente conquistaron Dorylea y Antioquía, siendo luego sitiados en esta localidad por 200.000 turcos al mando de Kerboga, general del califa de Bagdad. La ruina del ejército cruzado parecía inminente; Godofredo, impelido por el hambre, había sacrificado sus últimos caballos. El descubrimiento de la Santa Lanza en la ciudad dio ánimos a los sitiados; las huestes cristianas salieron al encuentro de Kerboga llevando al frente la lanza con la que había sido herido el costado de Cristo y deshicieron aquel poderoso ejército.

Tras estas luchas sobrevino una epidemia que redujo el ejército cruzado a sólo 50.000 hombres. Avanzaron hacia Siria, continuaron por el Líbano y penetraron en Palestina. Al llegar a las proximidades de Jerusalén, los cruzados se arrodillaron para besar la tierra mientras exclamaban: "¡Jerusalén, Jerusalén!... ¡Dios lo quiere, Dios lo quiere!..." Los cruzados sitiaron la ciudad, construyendo grandes torres con ruedas para acercarse a las murallas; a pesar de la falta de agua prosiguieron las operaciones con entusiasmo; después de celebrar una solemne procesión alrededor de la ciudad y por el monte de los Olivos, comenzó el asalto dirigido por Tancredo y Godofredo de Bouillón, el día 15 de julio de 1.099. La matanza de musulmanes fue horrible y duró una semana entera.

Los Santos Lugares habían sido rescatados y se constituyó un Estado cristiano. La corona fue ofrecida a Godofredo de Bouillón (1.058-1.100) quien adoptó solamente el título de "Barón del Santo Sepulcro", puesto que no era propio llevar corona de oro en el lugar donde Cristo fue coronado de espinas. La caída de Jerusalén causó una alegría grande en Occidente por considerar el hecho como la victoria definitiva sobre el Islam. Desde entonces, el reino de Jerusalén fue el amparador de los peregrinos cristianos y las Cruzadas posteriores fueron suscitadas para defenderlo de los ataques turcos. Eran feudatarios del reino de Jerusalén los condados de Edesa y Trípoli, así como el principado de Antioquía. Para el mantenimiento de este reino era preciso dominar las ciudades de la costa mediterránea y los puertos de Siria. Las ciudades marítimas del Mediterráneo; Pisa, Génova, Marsella, Barcelona y Venecia, facilitaron naves y mantuvieron un activo comercio gracias a las facilidades que recibieron por parte de los cristianos de Tierra Santa, quienes concedieron acuartelamientos, almacenes en los puertos, privilegios aduaneros y exenciones de impuestos. De este modo, en las sucesivas Cruzadas, el interés comercial pesó tanto como el religioso.

domingo, 25 de marzo de 2012

¿Qué es la Biblia?


Fragmento de La Vulgata latina
La palabra "biblia", en griego significa simplemente libro. Tres mil años antes de Cristo, las partes o libros en que se divide la Biblia habían sido escritos ya en rollos de pergamino. Unos 1.300 años antes de Cristo los judíos empezaron a compilar y a guardar los distintos libros que componen el Antiguo Testamento hasta que, después de Cristo, setenta discípulos tradujeron al griego dichos textos. Esta recopilación es conocida con el nombre de "Biblia de los Setenta". Hacia el año 380, el Papa San Dámaso ordenó la traducción al latín de todos los libros que componen la Biblia, trabajo que se realizó a lo largo de veinticinco años, bajo la dirección de San Jerónimo. Este texto, considerado como exacto y fidedigno, se conoce con el nombre de «La Vulgata»

La Biblia, que en su versión original estaba escrita en hebreo, griego y arameo, ha sido vertida a todos los idiomas y principales dialectos que se hablan en el mundo, porque en todos los meridianos de la tierra hay cristianos que la consideran el libro santo por excelencia. La Biblia no es una historia cronológica, sino la agrupación de varios libros y se divide en dos grandes partes: El Antiguo Testamento, que comprende la historia del mundo y del pueblo judío hasta la venida de Jesús; y el Nuevo Testamento, que recoge la vida del Salvador y los hechos de los apóstoles hasta el Apocalipsis de San Juan.

Los cristianos creen que la Biblia ha sido inspirada por Dios y que, tanto su argumento como los conceptos en ella expresados, son obra del Espíritu Santo. Se supone que el autor de cada libro o fragmento obró como instrumento de Dios y a él son imputables los giros, el estilo literario y las expresiones metafóricas que usó para mayor comprensión de la época y ajustándose al ambiente de cada texto. Los libros de la Biblia son los expresados como tales, y ni su número ni su contenido pueden variar, ampliarse o reducirse. La interpretación de la Biblia, que los protestantes consideran de libre inicitativa individual, según el criterio de la Iglesia Católica no es potestativa del lector, sino de la propia Iglesia. Por esta razón las biblias católicas se acompañan de comentarios aclaratorios, mientras que éstos no existen en las protestantes. Judíos, protestantes y católicos tienen, pues, una misma fe inicial y su pensamiento no discrepa en la interpretación de la Revelación hasta el comienzo de nuestra Era. Es inútil buscar en las religiones primitivas un relato tan lógico, encadenado y verosímil como el que ofrece el Génesis a partir de la creación del mundo.

viernes, 23 de marzo de 2012

Superstición


Uno de los comportamientos humanos más sorprendentes, al menos para quien se precie de poseer un mínimo de sentido común, es la de creer que un determinado fenómeno o situación tiene una explicación mística, mágica o simplemente asumida cultural, social o religiosamente sin ningún tipo de evidencia científica. Es lo que comunmente llamamos superstición; una especie de fe desmedida o valoración excesiva de una cosa o una práctica. 

Esta manera de proceder es contraria a la teoría cientifica llamada razón, que analiza las relaciones desde las causas inmediatas e intenta descubrir las leyes naturales que rigen las proporciones, o que, sin encontrar relaciones causa-efecto, explica los fenómenos a través de correlaciones, es decir, a través de la frecuencia en la que dos eventos se presentan simultáneamente. Así, se puede hablar por ejemplo de superstición de la ciencia cuando se apela irracionalmente a esta para defender una posición. En tal sentido, la ciencia considera que ciertas disciplinas son supersticiones per se, como la astrología, el espiritismo o el tarot.

La superstición, de todas formas, no siempre forma parte de un cuerpo mayor, sino que puede ser una creencia aislada. Las supersticiones, no fundamentadas o asentadas de manera no común en el ser humano, pueden estar basadas en tradiciones populares, normalmente relacionadas con el pensamiento mágico. Las personas supersticiosas piensan que ciertas acciones (voluntarias o no) tales como rezos, ensalmos, conjuros, hechizos, maldiciones u otros rituales, influyen de manera trascendental en su vida. 

También se consideran supersticiones aquellas disciplinas que la comunidad científica llama pseudociencias, tales como: la adivinación, la astrología, la cartomancia, el curanderismo, el espiritismo, el feng-shui, la geomancia, la magia, la quiromancia, el tarot, etc. Sin embargo, con el pensamiento de la ciencia moderna, algunas de las pseudociencias dieron paso al nacimiento de ciencias. Es el caso de la astrología de la que surgió la astronomía, de la alquimia surgió la química, etc. 

En la actualidad, mucha gente combina creencias religiosas con supersticiones, pudiendo ocurrir que un católico practicante pueda preferir no abrir un paraguas bajo techo ya que, más allá de su fe cristiana, considera que dicha acción traerá la desgracia; por citar solo un caso común.

jueves, 22 de marzo de 2012

Herejía y Ortodoxia

Quema de herejes en la hoguera
La palabra «herejía» designaba la elección (en griego aeresis) por parte de un creyente de una ruptura con la Iglesia: la negación de un dogma, o la manifestación pertinaz de una duda en materia de fe. En otras palabras, el hereje no era el que se mostraba errado sino aquel que, aun sabiendo que estaba alejándose de la verdad establecida por la Iglesia, persistía en sus ideas y se negaba a retractarse. En tal sentido, eran los propios herejes los que se marginaban, los que atentaban contra la unión de la cristiandad, y por ello eran ejecutados del modo más ejemplar: ardiendo públicamente en la hoguera.

La compleja historia de la herejía es en buena medida la historia de la tolerancia y de la represión, la historia de la propia Iglesia y la historia de la formación de la ortodoxia, esto es, la opinión recta; pues tal es lo que significa la palabra «ortodoxia», la manera de entender la fe y todo lo que atañe a la relación del creyente con la divinidad. Frente a ella, y por lo tanto en su contra, estaban las otras opiniones, las corrientes heterodoxas, que debían ser atajadas para impedir la fragmentación de la comunidad cristiana. «Es necesario que entre vosotros haya bandos --manifestaba San Pablo en su Primera Epístola a los Corintios y repetía la Iglesia en su defensa-- para que se vea quién es de probada virtud.» 

En los primeros siglos de nuestra era, el establecimiento de la ortodoxia llevó a la proliferación de muchas y muy variadas herejías, opiniones en materia de dogma que fueron rechazadas porque prevalecieron otras, y que algunos de sus seguidores se negaron a abandonar. Ante la aparición de una nueva duda en materia de fe, el método venía a ser el siguiente: se planteaba un debate, se llegaba a un consenso, se establecía qué era lo que la Iglesia aceptaba como válido y se excluía el resto de opciones. Así se creó el dogma, una "verdad" única, constituida por un conjunto de "verdades" que formaban un todo compacto e irrefutable. Muchas de las grandes dudas dogmáticas tuvieron que ver con el Misterio de la Trinidad y la relación entre sus tres personas o con la naturaleza divina y humana de Cristo.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Los Orígenes del Islamismo

El Profeta Mahoma

Al igual que otras grandes religiones, el Islam está dividido. Tras la muerte de Mahoma, se originó un cisma político entre la ortodoxia (Sunní), represntada por el 90% de los musulmanes, y la heterodoxia (Shií), una minoría predominante en Irán, Líbano y el sur de Irak. Los Shiíes argumentan que Alí, primo y yerno de Mahoma, era el suscesor legítimo y califa tras la muerte del profeta. Los Shiíes también consideran que el Corán debe interpretarse a la luz de los cambios que suceden en el mundo.


Tras la muerte de Mahoma, el Islam inició su gran expansión, superando las fronteras de Arabia para conquistar el Imperio Persa, gran parte del Imperio Bizantino y extendió su fe por el norte de África, España, Oriente Medio y orillas del río Indo. Desde estos lugares se introdujo en Malasia, Indonesia, Singapur y Filipinas.

Desde entonces, la expansión del Islam ha significado una lucha continua, primero contra los mongoles, luego contra los cruzados cristianos y mas recientemente contra los imperios europeos. Fue a comienzos de los años sesenta cuando predominó un gran número de estados independientes islámicos; aunque la ideología islamista nació a principios del siglo XX, como reacción a Occidente y a Mustafá Kemal Atatürk, padre de los turcos no árabes, quien tras la derrota del Imperio Otomano, había fundado la República Laica de Turquía, suprimiendo los califatos.

Así, nacieron en el mundo los grupos islamistas; siendo el primero de ellos los Hermanos Musulmanes, que reclamaba en Egipto una Constitución basada en el Corán. Gamal Abdel Nasser (1.918-1.970), presidente de Egipto entre 1.954 y 1.970, se convirtió en un enemigo del Islamismo por sus posturas nacionalistas de corte laico. Sin embargo, el avance del Islamismo se produce en otros países, impulsado por eventos como el triunfo de la Revolución del Clero Shií en Irán. Así nació el principal caldo de cultivo del Islamismo. A partir de Jomeini los musulmanes viven un redescubrimiento de sus raíces espirituales y una reafirmación del poder político del Islam.

martes, 20 de marzo de 2012

La Resurrección según los Evangelios

Los relatos de la Resurrección y de ciertas visiones del Jesús resucitado después de la Pascua difieren grandemente en los cuatro Evangelios y están plagados de personajes misteriosos y se debe, posiblemente, a las diferentes tradiciones orales y/o a intereses específicos.

La realidad es que ni los evangelistas, ni Pablo, ni ningún otro autor del Nuevo Testamento mencionan el hecho de que la tumba donde se supone que José de Arimatea había enterrado a Jesús, estaba vacía.

Jesús resucitado
En el Evangelio de Marcos, con la finalidad de ungir el cuerpo de Jesús, fueron María Magdalena, María la madre de Santiago y una mujer llamada Salomé. Al llegar, encontraron a un hombre jóven sentado en la tumba vacía quien les anuncia que Jesús se ha levantado y que lo verán en Galilea. ¿Quién es este hombre que ya no aparece más en el Nuevo Testamento?

El Evangelio de Mateo difiere, pues según su relato, solo María Magdalena y María la madre de Santiago, acuden a la tumba a ungir el cuerpo de Jesús. Entonces, se produce un terremoto, un ángel corre la piedra y se sienta en la tumba, que está vacía, y anuncia a las mujeres un mensaje similar al que explica Marcos. Sin embargo, no hay constancia de ningún terremoto en aquellos días, por lo que el ángel podría interpretarse más bien como un recurso literario.

En el Evangelio de Lucas, van a ungir el cuerpo María Magdalena, María la madre de Santiago, una mujer llamada Juana y otras mujeres no identificadas. Cuando llegan, la piedra del sepulcro está corrida y hay dos hombres en el interior, que les anuncian que Jesús se ha ido. ¿Quiénes son estos hombres? ¿Quién es esta mujer llamada Juana? ¿Quiénes son las otra mujeres?

Finalmente, está la versión del Evangelio de Juan, en la que la única persona que acude al sepulcro de Jesús es María Magdalena, quien descubre que han movido la piedra y se lo cuenta a Pedro y a otros discípulos, diciéndoles que se han llevado el cuerpo. Ellos irán a comprobarlo. Posteriormente, un hombre le anuncia a María Magdalena que Jesús ha resucitado. ¿Quién era este hombre?

Como se puede apreciar, un velo de misterio se cierne sobre las cuatro versiones distintas de la Resurrección; aunque todas coinciden en colocar a María Magdalena en el «lugar de los hechos».

lunes, 19 de marzo de 2012

Los Nefilim: ¿Ángeles o Demonios?


Los Nefilim o Nephilim (en hebreo "derribadores") son, en la Biblia y otros escritos religiosos judíos y cristianos tempranos, un pueblo de gigantes o titanes. En los textos bíblicos se define a los Nefilim como hijos de los "hijos de Dios" y las "hijas del hombre" (Génesis 6:1-4). Para los arameos, el término Nephila se refería específicamente a la Constelación de Orión, y así los Nefilim serían descendientes medio divinos de esta constelación.

Según el Libro de Génesis: "Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra y les nacieron hijas, al ver los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. Entonces dijo Yahvé: «No permanecerá para siempre mi espíritu en el hombre, porque ciertamente él es carne; pero vivirá ciento veinte años». Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llevaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron hijos. Estos fueron los hombres valientes que desde la antigüedad alcanzaron renombre".

El Libro de Enoc (de la Biblia Etíope): presenta una descripción detallada sobre los gigantes bíblicos. Según esta, el Diluvio Universal, y como consecuencia la destrucción de toda la Humanidad fue provocada por estos seres, que no habrían sido creados según los planes de Dios, no tienen capacidad espiritual y por tanto no tienen resurrección. Similarmente, se trata según otras versiones, de la descendencia de los ángeles caídos y las hijas de Caín, de donde surgió esta raza con el fin de sabotear los planes de Dios, cruzándose y contaminando la descendencia de Adán. El Libro de los Jubileos (de la Biblia Etíope): complementa la historia presentada en el Libro de Enoc. 

Según el Libro de Baruc: "Allí nacieron los famosos gigantes de los primeros tiempos, de gran estatura y expertos en la guerra. Pero no fue a ellos a quienes Dios eligió y les dio el camino de la ciencia; ellos perecieron por su falta de discernimiento, perecieron por su insensatez"

Según el Libro de la Sabiduría (libro Deuterocanónico de la Biblia): "Así también, al comienzo, cuando murieron los orgullosos gigantes, la esperanza del mundo se refugió en una balsa (Arca de Noé) que, conducida por tu mano (Yahvé), dejó al mundo la semilla de una nueva humanidad"

Eusebio de Cesarea, Justino mártir, Clemente de Alejandría, Orígenes, Tertuliano, Ireneo de Lyon y Atenágoras de Atenas identifican a los "hijos de Dios" con ángeles. Sexto Julio Africano (160 - 240 d. de C.) condena la opinión de que los "hijos de Dios" eran ángeles, y San Agustín de Hipona, en su libro "La ciudad de Dios" ofrece la interpretación que se sigue desde entonces en la Iglesia Católica, que enseña que la expresión "hijos de Dios" en la Biblia debe utilizarse sólo para referirse a los descendientes de Set, llamados así por su amor a Dios, mientras que los que se unieron con los gigantes serían ángeles caídos, es decir, demonios. Julio Africano y San Agustín para apoyarse citan a Mateo e interpretan una frase de Jesús que dice que "los Ángeles no se casan". Las palabras de Jesús son una contradicción exacta del Libro de Enoc que dice que los ángeles de hecho se casaron con estas mujeres.


Sin embargo, quienes critican esta última interpretación señalan que el versículo en cuestión está fuera de contexto, porque Jesús menciona que el resucitado no se casa en el cielo, significando que es "como los Ángeles". Otros han dado explicaciones figuradas acerca de los Nefilim, tales como la idea de que ellos fueron la progenie de hombres poseídos por demonios. Muchos cultos adoradores del demonio consideran cierto que los Nefilim son descendientes de los demonios o personas poseídas por los mismos, por lo que profanan sus tumbas, buscando conocimiento o pretenden usar sus huesos como poderoso componente para la magia negra. Este hecho explica por qué es difícil encontrar tumbas de los Nefilim, y su relación con la brujería y el satanismo alrededor del mundo y en diversas culturas.

Los Nefilim en la Cultura Popular

  • Los Nephilim son parte principal de la trama del videojuego Tomb Raider: "El Ángel de la Oscuridad".
  • En el juego de rol Anima: Beyond Fantasy, los Nephilim son humanos con el espíritu de una extinta raza no-humana. Esto les confiere algunas habilidades específicas.
  • Existe una banda de rock gótico, Fields of the Nephilim, que toma su nombre de estos seres.
  • "Nephilim", escrito tal y como suena, aparece como elemento fundamental en las obras "Cazadores de Sombras" de Cassandra Clare.
  • En el juego de rol Tales of Symphonia el personaje principal Lloyd consigue un arma supuestamente maldita llamada "Nephilim"achari.
  • Zecharia Sitchin en su libro "El Duodécimo Planeta" plantea la teoría de que los Nephilim bíblicos son los mismos "Anunnaki" de las leyendas mesopotámicas "Enuma Elish" y la "Epopeya de Gilgamesh", intentando explicar el supuesto origen extraterrestre de la humanidad.
  • La miniserie de la ABC de 2.006 Fallen se centra en los Nephilim, ángeles caídos y ángeles.
  • La novela Seola o "Ángeles y Mujeres" de Ann Eliza Smith, narra con detalle la vida prediluviana y como vivian los Nefilim o Darvands.
  • Sobre los Nephilim es la trama central del capítulo 17, "All souls", de la 5ta temporada de la serie The X-Files.
  • Los Nefilim son mencionados en el segundo libro de la saga "Oscuros" de Lauren Kate.
  • Como curiosidad destaca que igualmente en algunos grupos de ufólogos, se postula que estos seres estarían relacionados con supuestos extraterrestres, de los cuales se habrían basado estos mitos; debido a que habría existido una hipotética intervención extraterrestre en la antigüedad.
Fuente: Wikipedia: La enciclopedia libre

domingo, 18 de marzo de 2012

El Ojo de Horus


Horus, representante del bien en la Mitología Egipcia, era hijo de la diosa solar Isis y de Osiris, el Dios del Aire y la Tierra que fue asesinado por su propio hijo Seth (representante del mal) para arrebatarle el trono. Seth había tratado de evitar que su padre tuviera mas hijos en los que delegar el trono real; sin embargo, Isis, inteligentemente, escondió su embarazo y salvó a su hijo Horus de ser asesinado por su hermano Seth.  

El Ojo de Horus
Al crecer, Horus retó a un duelo personal a Seth. Fue una lucha violenta, en la que Horus perdió su ojo derecho intentando vengar a su padre asesinado. La pelea duró hasta que la «Asamblea de los Dioses» se decidió a intervenir y declaró que el trono real pertenecía a Horus. El resto de los dioses ordenadon a Seth sustituir el ojo de Horus y gracias a la intervención de Thot, Dios de la Sabiduría y de la Magia, el ojo de Horus fue sustituido por el Udyat, para que el dios pudiera recuperar la vista. Este ojo era especial y estaba dotado de cualidades mágicas. Para honrar la memoria de Osiris, Horus ofreció el Udyat a su padre, y se cubrió la herida con una serpiente divina, llamada Uraeus. Desde entonces,la serpiente ha sido considerada el emblema de los faraones egipcios.

El Ojo de HorusUdyat se representaba como un ojo humano decorado con formas que recordaban los ojos del halcón. Generalmente se lo representaba como un ojo derecho, porque en la mitología se dice que el sol era el ojo derecho y la luna era el ojo izquierdo del Dios del Cielo, confiriéndole al derecho mucho más poder. El Udyat "el que está completo", fue un símbolo de características mágicas, protectoras, purificadoras, sanadoras, símbolo solar que encarnaba el orden, lo imperturbado, el estado perfecto. Se dice que potenciaba la capacidad de visión y ciertas cosas que el ojo humano no podía ver. Además tenía la habilidad de ofrecer al poseedor una opinión justa y acertada de la realidad.

sábado, 17 de marzo de 2012

Iblís: ¿Ángel o Demonio?


Iblís: el Portador de la Luz
Iblís, en el Islam, es el nombre de un genio maligno que se negó a inclinarse ante Adán y se apartó de Alá. El personaje es más conocido, sin embargo, como Shaytán, Satán o Satanás, palabra aramea que significa "adversario", nombre con que aparece citado 87 veces en el Corán, mientras que el nombre de Iblís se cita solo nueve veces. Se le llama también al-waswās, esto es, "el murmurador", porque inocula con sus murmuraciones la tentacion en el corazón de la gente, al-jannās, "el esquivo" y al-rayīm, "el lapidado". El Corán lo considera el más importante de los jinn, seres que se opusieron a los ángeles.

Es importante destacar que en el Corán, el Diablo tiene 2 nombres; Iblís, probablemente derivado del griego "diabolos" y que se utiliza siempre en singular y como pronombre personal, generalmente en el contexto de su "caída en desgracia". Algunos estudiosos han afirmado que Shaytan o Satán, su otro nombre, que es árabe y, posiblemente, deriva de la raíz "estar lejos de" o "nacido con ira", puede haber sido adquirido como resultado de su rebelión, mientras que otros argumentan que Iblís se utiliza en el contexto de la relación del Diablo con Dios, mientras que Satán se utiliza en relación con los seres humanos. Satán es mucho más frecuente en el Corán que Iblís, por lo general en relación con la tentación y la seducción de los seres humanos. En tal sentido, aunque Dios había echado a Iblís del cielo, le dio permiso para tentar a Adán y a Eva antes de irse. Así, Iblís fue quien convenció a Adán y a Eva de comer del fruto prohibido. Por otro lado, el Corán es explícito al señalar que el Diablo sólo tendría poder para tentar, no para obligar; mientras que la Humanidad conservaría su libre albedrío para escoger entre seguir a Dios o al Diablo.

En un contexto esotérico, específicamente para la Francmasonería, Iblís es el ángel portador de la luz. Segun la leyenda, Hiram Abiff fue instruido e iniciado durante un descenso al centro de la Tierra por Tubalcaín, su antepasado, quien le transmitió la tradición y leyenda luciferina: "Al comienzo de los tiempos, hubo dos dioses que se repartieron el Universo, Adonai, el amo de la materia y el elemento Tierra, e Iblís (Samael-Iblis, Lucifer) el amo del espíritu y el fuego. El primero crea al hombre del barro y lo anima. Iblís y los Elohim (dioses delegados) que no quieren que éste sea un esclavo de Adonai, despiertan su espíritu, le dan inteligencia y capacidad de comprensión. Mientras Lilith (hermana de Iblís) se convertía en la amante de Adán (el primer hombre) enseñándole el arte del pensamiento, Iblís seducía a Eva y la fecundaba y, junto con el germen de Caín, deslizaba en su seno una chispa divina (según las tradiciones talmúdicas, Caín nació de los amores de Eva e Iblís y Abel de la unión de Eva y Adán). Mas tarde Adán no sentirá más que desprecio y odio por Caín, que no es su verdadero hijo. Caín dedica su inteligencia inventiva que le viene de los Elohim, a mejorar las condiciones de vida de su familia, expulsada del Edén y errante por la Tierra. Un día, cansado de ver la ingratitud y la injusticia, se rebelará y matará a su hermano Abel. Caín aparece ante Hiram Abiff y le explica su injusta situación, añadiendo que en el curso de los siglos y los milenios, sus hijos, hijos de los Elohim e Iblís, trabajarán sin cesar para mejorar la suerte de los Hombres, y que Adonai, celoso tras intentar aniquilar a la raza humana tras el diluvio, verá fracasar su plan gracias a Noé, que será avisado por los Elohim y los «hijos del fuego». Al devolver a Hiram Abiff a los límites del mundo tangible, Tubalcaín le revela que es el último descendiente de Caín, del "Ángel de la Luz" e Iblís y que Balkis pertenece también al linaje de Caín, que es la esposa que le está destinada para la eternidad.". De allí derivaría el hecho de que durante la iniciación masónica se le haga ver al aspirante en la “Cámara de Reflexión” la palabra VITRIOL que en latín vendría a decir: VISITA INTERIOREM TÉRREA, RECTIFICANDO INVENIES OCULTUM LAPIDEM (visita el interior de la tierra y rectificando encontraras la piedra oculta o piedra filosofal).

viernes, 16 de marzo de 2012

Los Manuscritos Perdidos de Nag Hammadi


Fragmento del Evangelio de Tomás
Los Manuscritos de Nag Hammadi son una colección de textos gnósticos de los primeros cristianos descubiertos en el pueblo de Nag Hammadi (en árabe “Pueblo de Alabanza”), Egipto, en 1.945. Ese año, 52 textos divididos en 13 códices de papiro forrados en cuero y enterrados en vasijas selladas fueron encontrados por campesinos locales. Estos manuscritos comprenden 52 tratados gnósticos, tres obras pertenecientes al Corpus Hermeticum y una traducción parcial o alteración de "La República" de Platón. Se cree que los códices forman una biblioteca que fue ocultada por los monjes del cercano monasterio de San Pacomio cuando la posesión de estos escritos fue declarada una herejía. Lo que ahora se conoce como Nag Hammadi, se llamaba antes Xhnobockeion, donde en 320 d. de C. San Pacomio había fundado el primer monasterio Cristiano. En 367 d. de C., el obispo Atanasios de Alejandría emitió un decreto prohibiendo las escrituras no aprobadas por la Iglesia Católica. Esto motivó a que algunos monjes locales copiaran unas 45 de esas escrituras, incluyendo las de Tomás, Felipe y Valentín, en 13 volúmenes encuadernados en cuero. Esta biblioteca entera fue sellada en una urna y escondida entre las piedras, por casi 1.600 años.

Los códices están escritos en copto, aunque las obras eran probablemente traducciones del griego. Probablemente, la obra más famosa entre estos manuscritos es el Evangelio de Tomás, del cual, los códices de Nag Hammadi contienen la única copia completa que se conoce. Sin embargo, no se consideran «Evangelios» (los de Felipe y Tomás) por varias razones. Por ejemplo, se dice que no fueron inspirados por Dios ni nacieron en comunidades cristianas, que no hablaban la lengua en que están escritos (copta sahídica). Tampoco esas comunidades cristianas tuvieron consenso en considerarlos inspirados. Su origen, a juzgar por su contenido, se da en círculos gnósticos. 

Después del descubrimiento de los textos, se reconoció que fragmentos de estos dichos de Jesús aparecían en manuscritos descubiertos en Oxyrhynchus en 1.898, y que había citas que aparecían en fuentes cristianas primitivas. Se ha propuesto una fecha de composición de los originales griegos perdidos entre el siglo I y el siglo II aunque es un tema abierto de discusión. Los manuscritos datan del siglo III y el siglo IV. Los códices de Nag Hammadi se encuentran en la actualidad en el Museo Copto de El Cairo, Egipto.

jueves, 15 de marzo de 2012

BAPHOMET: El Dios de la Luz


Baphomet: El Dios de la Luz
Baphomet o Bafomet, es un enigmático ídolo o deidad que encierra un extenso simbolismo y cuyo culto se le atribuye a los Caballeros de la Orden del Temple . Su nombre apareció por primera vez cuando los Templarios fueron enjuiciados, condenados y ejecutados por herejía. Durante el proceso, muchos de los caballeros de la orden fueron sometidos a tortura y confesaron numerosos actos heréticos; entre ellos la adoración a un ídolo de este nombre. Se cree que esta presunta deidad era una cabeza barbada y con pequeños cuernos. Esto explicaría por qué razón los Templarios fueron acusados de herejes tras haber tomado contacto, en Tierra Santa, con los sarracenos y sus creencias. Fuentes aventuradas destacan que esta cabeza (no ya una mera representación, sino una cabeza humana embalsamada) no era otra que la de Juan el Bautista e incluso hay quienes sostienen que correspondería a Jesucristo. Suele relacionarse también el nombre Baphomet con la fusión de dos términos griegos cuyo significado aproximado es el de bautismo de sabiduría. Baphomet era el encargado en el purgatorio de los siete infiernos y de los diferentes demonios de los siete pecados capitales.

Segun el libro de Dan Brown, "El Código da Vinci", a Baphometh también se le relaciona con el "dios pagano de la Fertilidad" o como el libro reza: "En las mesas estadounidenses tradicionales, durante la celebración del día de Acción de Gracias, aún se veían símbolos paganos de la fertilidad, con sus respectivos cuernos. La Cornucopia o «Cuerno de la Abundancia» era un homenaje a la fertilidad de Baphomet y tenía su origen en el mito de Zeus amamantado por una cabra a la que se le rompía un cuerno que, milagrosamente, rebosaba frutas...". A partir de 1.854, con la aparición de "Dogma y Ritual de la Alta Magia", obra del célebre ocultista francés Eliphas Lévi, la figura de Baphomet ha sido, en gran medida, tergiversada. Desde entonces, su vinculación con el macho cabrío de los aquelarres y con Satanás u otros demonios menores, ha sido inevitable. La secta de los Bushen Yale, los Skull & Bones tiene como patrono a Baphomet. La Iglesia de Satán tiene a Bafomet junto con el pentagrama (o estrella de cinco puntas invertida) como su símbolo principal.

Los Caballeros Templarios tuvieron como dios de la Luz a Baphomet, la “cabeza parlante”. El mismo dios de la Luz en varias expresiones (Baphomet, Lucifer…) ha sido importante para los Illuminati de todos los tiempos. Dan Brown, en "Ángeles y Demonios", así lo explica, aunque envuelto en fantasías. Los rosacruces y sus ramas Golden Dawn y Thelema tienen muy en cuenta a Baphomet. Finalmente, la masonería moderna igualmente incorporó e incorpora en sus rituales y enseñanzas, aunque cada vez menos, al dios de la Luz en sus expresiones de Iblis, Baphomet, Lucifer... Recordemos que el general Albert Pike, en uno de los grandes tratados masónicos, "Morals and Dogma of the Ancient and Accepted Scottish Rite of Freemasonry", escribía: “Lucifer, ¡El Portador de la Luz! ¡Extraño y misterioso nombre, dado al Espíritu de las Tinieblas! ¡Lucifer, el Hijo de la mañana! ¿Él es quien lleva la Luz, y con sus resplandores intolerables ciega a las Almas débiles, sensuales o egoístas? ¡No lo dudéis, porque las tradiciones están llenas de revelaciones e Inspiraciones divinas, y la inspiración no es de una edad, ni de un credo. Platón y Filón también estaban inspirados”.

La figura de Baphomet ha estado sujeta en repetidas ocasiones a interpretaciones poco rigurosas. El fallecido Montague Summers, presunto experto en demonología y brujería, derivaba la palabra del término griego Baph Metis, bautismo de Luz. La ocultista Madeline Montalban, fundadora de la Orden de la Estrella de la Mañana, defendía la hipótesis de que el nombre se derivaba de la exótica palabra Bfmaat, que significaba "el Abridor de la Puerta". Y el ocultista francés Eliphas Lévi aseguraba en sus obras que el secreto de tan misterioso nombre se descubría al invertir sus letras. En cualquier caso, siguiendo el excelente dibujo que realizó Eliphas Lévi, encontramos los símbolos que demuestran que Baphomet es, sin duda, el dios de la Luz y la iniciación.

Lévi dibujó a Baphomet con cabeza de cabra, rasgos andróginos y símbolos iniciáticos, sentado sobre un cubo. Entre los cuernos de la entidad dibujó un pentragrama y una antorcha. En su cuerpo añadió unos pechos femeninos y un falo con forma de vara de Hermes, un brazo masculino y otro femenino y una mano hacia arriba y otra mano hacia abajo, señalando una luna creciente y otra menguante. Cada brazo tenía una palabra en latín: solve y coagula. La piedra bruta simboliza al masón en estado bruto, el Aprendiz. El cubo de seis caras (cuadrados) simboliza al masón en estado elevado, el Compañero. El cuadrado, que se relaciona con el cubo, es el símbolo del mundo y de la naturaleza. En él encontramos el nombre de dios en hebreo, YHVH, los cuatro elementos, las cuatro estaciones. Tenemos, pues, a un Baphomet sentado sobre el mundo, el dios de la Creación. La antorcha simboliza la Luz divina y es llevada por aquél que porta la Luz a la humanidad. Baphomet es, por tanto, según la simbología, el dios que porta la Luz. ¿No concuerda esta explicación con la condición de dios de la iniciación de Baphomet?

El pentagrama o estrella de cinco puntas ha sido utilizado desde los albores de la humanidad. Los pitagóricos lo denominaban Pentalfa y algunos iniciados lo vinculan a Sirio, el primer dios que, tal vez, conoció la humanidad. Kenneth Grant, jefe de la OTO (Ordo Templi Orientis u Orden de los Templarios Orientales) y último discípulo de Aleister Crowley, apuntaba que "para los egipcios Sirio fue expresado por el jeroglífico de los dientes y la serpiente, siendo ella la madre primordial que parió a los siete planetas conocidos como los determinadores del tiempo". Se podría añadir que Sirio está representada también por el perro y es la "estrella de la mañana", la estrella que da origen a la Creación. Baphomet, por todo ello, se presenta con un símbolo ligado al primer dios, a la Luz Primordial. El estado derecho del pentagrama simboliza el triunfo del espíritu sobre la materia; el estado inverso, por contra, simboliza lo contrario. El pentagrama de Baphomet aparece en su estado derecho, porque su figura es divina e iniciática, no material como es el caso de Satanás. De hecho, las sectas satánicas actuales utilizan el pentagrama en inversión. El resto de simbología de Baphomet, sin embargo, debe observarse desde el hermetismo y sus siete principios herméticos. Los símbolos de Baphomet se muestran ligados a los siete principios herméticos. Eso prueba una vez más que éste es el dios de la Luz y la iniciación. El hermetismo invita a descubrir todos los misterios del Universo y Baphomet posee su ciencia desvelada en símbolos.

miércoles, 14 de marzo de 2012

La Inquisición

En el siglo XV se produjo en Europa la confluencia de las luchas por una reforma religiosa y las ansias de los estados por definir su identidad, eventos que pronto entraron en conflicto con los poderes establecidos, que veían en la disidencia religiosa o política un peligroso enemigo al que tendrían que exterminar a cualquier costo. Así, a finales de la Edad Media, surgiría una serie de doctrinas, como la de los cátaros, que provocaron auténticas cruzadas contra los sospechosos de herejía en el sur de Francia. En este contexto nace la Inquisición, como garante de la ortodoxia católica, capaz de condenar a la hoguera a los discrepantes. Esta situación fue institucionalizada por las monarquías europeas, dada la sólida unión existente entre Iglesia y poder político. A partir de entonces, el Sumo Pontífice colocó al frente de la recién creada institución a una nueva orden mendicante que destacaba por su celo y su preparación intelectual: los Dominicos, fundados por el español Domingo de Guzmán. De esa manera, el Santo Oficio de la Iglesia Católica se convirtió en juez y verdugo, sembrando el terror entre la población. Esta atmósfera, dominada por la sospecha y la delación se prolongó hasta el siglo XIX, perpetrando de este modo la cara mas siniestra del fanatismo religioso al servicio del poder instituido. Judíos, moriscos, luteranos, humanistas y brujas, entre otros, se convirtieron en sus principales víctimas, perseguidos por no ajustarse al modelo de creencias y conductas establecido. Un modelo inflexible que garantizaba, a su vez, la conservación de los privilegios para los mas poderosos.

Pero la Inquisición, aunque tuvo mayor eco en la Europa Occidental, no fue privativa de esta ni de los países católicos. Los líderes del protestantismo como Lutero, Calvino, Knox y otros, apoyados por sus autoridades políticas, impulsaron la persecución de católicos, judíos y miembros de otras iglesias reformadas que ellos consideraban heréticas. La misma Europa que se abría al mundo con los descubrimientos geográficos seguía dominada por una intransigencia que condenaba, bajo la sombra del hereje, cualquier atisbo de duda o actitud disidente. Cientos de miles de ejecutados en todo el continente fueron el balance de un momento histórico en el que la razón y la libertad eran terrenos que escapaban al imaginario colectivo. De cualquier modo, lo que hoy entendemos por tolerancia es un concepto que se fundamenta en la idea contemporánea de libertades democráticas, algo imposible de concebir para aquellos años de oscurantismo.

martes, 13 de marzo de 2012

El Origen de la Arroba

El signo «arroba» es uno de los mas antiguos de la cultura Europea. Empujados por la necesidad de copiar muchos textos en poco tiempo, los escribas del siglo VI en adelante crearon signos que eran la fusión de otros. Así, la «arroba» significa en latín ad - hacia o a - y esas dos letras romanas se fundieron en una sola: @. En inglés se le llamó at y era un signo comercial que quería decir: "cada uno al precio de...". Por ejemplo, "3 barriles@200 dólares" significa: "3 barriles, cada uno al precio de 200 dólares". El símbolo se extendió por toda Europa y fue bautizado de diferentes maneras: "oreja de elefante", en Suecia; "cola de mono", en Holanda; "chiocciola" (caracol), en Italia, y en español, "arroba" (medida medieval de peso que procede del árabe rub). Hoy día es el signo matemático del área. Se incluyó en las máquinas de escribir situándola por encima de la tecla A, aunque no siempre fue así. Ray Tomlison, ingeniero y programador del MIT (Massachusetts Institute of Technology) que trabajaba para Arpanet, lo usó por primera vez en 1.971 para facilitar los intercambios de correo electrónico. En primer lugar, anotó el nombre de la persona que usaba el correo, y en segundo lugar, el servidor por el cual los enviaba. En medio, decidió interponer la «arroba» como elemento separador, pues era una tecla casi inservible que estaba a la derecha de la tecla P de su máquina «Teletype 33». Cuando le preguntaron cuál fue el primer mensaje de aquella inmensa revolución que puso en marcha, respondió: "Algo así como QWERTYUIOP, que es la primera fila de letras de una máquina de escribir". Pero luego confesó que, en realidad, no lo recordaba.

- Fuente: Muy Historia - Mayo, 2.007

lunes, 12 de marzo de 2012

¿Qué harías si pudieras vivir para siempre?

En un mundo hipotético, la ciencia ha logrado desactivar el gen del envejecimiento humano, pero como no podía ser de otra forma, detrás de esa maravilla hecha realidad están los intereses económicos de las minorías que rigen los destinos de la Humanidad entera. Y es que, al cumplir veinticinco años, las personas dejan de envejecer, pero solo tienen un año mas para conseguir tiempo adicional; en caso contrario mueren. De ese modo, se convierte el tiempo de vida en dinero, para pagar lujos y satisfacer necesidades. Así las cosas, las personas viven en «zonas horarias» distintas en función de su estatus social. Los pobres, que viven en guetos, deben negociar o pedir préstamos a altos intereses para vivir el día a día; mientras que los ricos, que pueden vivir siglos o milenios en función de sus «fortunas» de tiempo, ocupan lujosas villas producto de las ganancias obtenidas en sus casas de préstamo y otros negocios relacionados con la comercialización del tiempo, custodiadas por los «guardianes del tiempo», una especie de policía cuyo objetivo es la salvaguarda de los intereses de la clase privilegiada.

Afortunadamente, la Humanidad aún no ha llegado tan lejos (esperamos) y solo se trata del guión de una película de Hollywood titulada "In Time" ("El Precio del Mañana" en Latinoamérica), cinta que a nuestra manera de ver las cosas, resulta bastante acertada respecto de lo que es y de lo que podría llegar a ser en un futuro no muy lejano el mundo contemporáneo en términos de innovación tecnológica, sistema económico mundial, superpoblación y sociedad. Un mundo donde la supervivvencia es gobernada por la corrupción, el egoísmo y la codicia.

domingo, 11 de marzo de 2012

Eunuco por Honor

Emperador Yongle
Al inmenso harén del Emperador chino Yongle, también llamado Zhu-Di (1.360-1.424), nadie tenía acceso. Ni siquiera su ministro de confianza Gang Bing, comandante supremo de los ejércitos. En una ocasión en que el soberano había salido de cacería, Gang Bing se vio forzado a entrar en esas dependencias: sus enemigos le habían tendido una trampa para hacerle caer en desgracia ante el Emperador. La víctima no dudó en castrarse para salvar su honor. Cuando el Soberano le recriminó su entrada al harén, Gang Bing le mostró una bolsa con sus genitales. La castración le valió el cargo de jefe de los eunucos, un poderoso cargo burocrático.

- Fuente: Historia y Vida - Marzo, 2.012